Pómulos Hundidos

Con el paso de los años vamos perdiendo tejido graso en la cara, los pómulos se van hundiendo, aparecen arrugas, surcos y bolsas debajo de los ojos dando un aspecto de cansancio y mayor edad.

 Existen técnicas quirúrgicas como la blefaroplastia para las bolsas y el exceso de piel de los parpados; y el lifting para eliminar arrugas y flacidez facial que, en manos de cirujanos expertos, dan muy buenos resultados estéticos. Pero es una intervención quirúrgica con su anestesia, sus cortes y cicatrices y su tiempo de recuperación no es menor a una semana; y el problema de tener menos volumen debajo de esa piel, continua.

Afortunadamente la medicina estética ha llegado con soluciones menos agresivas, la solución sin cirugía: Rellenos temporales o permanentes, con aguja o cánula;  en pequeños volúmenes recupera tu imagen juvenil y luce radiante, además, al rellenar el pómulo este a su vez estira la piel, eliminando las arrugas , las bolsas y los surcos. En especial los surcos que a todas nos preocupan, los que se encuentran de la nariz a la boca denominados como surcos nasogenianos.

Se realiza con anestesia local, y la recuperación aproximada de 24 a 48 horas.

<< Volver a SIGNOS Y SÍNTOMAS FACIALES